domingo, 1 de junio de 2008

Kubrick y Pink Floyd

1968 fue un año que marcó un antes y un después del género cinematográfico de la Ciencia-Ficción. Stanley Kubrick estrenó 2001: A Space Odyssey, una de sus obras maestras.
En ese mismo año la banda londinense Pink Floyd hace frente al desquiciamiento total de su principal miembro: Syd Barret. Enseguida entra en la banda el guitarrista y cantante David Gilmour que dará un indiscutible sello personal al grupo. Aunque hay, aun hoy, fans que sellan la muerte de Pink Floyd con la maniaca retirada de Barret.
Durante 1968 publican su segundo álbum A Saucerful of Secrets en el que Roger Waters da rienda suelta a su afición por la Ciencia-Ficción. También ponen música a dos películas de Paul Jones: Tonight Let's All Make in London y Committe.


Muchos rumores apuntan que Kubrick, o alguien cercano al él, les sugirió la posibilidad de que se hicieran cargo de la banda sonora de 2001. Quizás todo sea un mito avivado por periodistas y fans, incluso se piensa que Echoes (un tema del álbum Meddle de 1971) era una de esas piezas que los Pink Floyd escribieron para el mítico film, concretamente para la parte titulada Jupiter and beyond the Infinite.

En estos enlaces podemos ver y escuchar la música de Echoes sobre la película:
2001-Echoes. Parte 1
2001-Echoes. Parte 2
2001-Echoes. Parte 3

La música queda realmente bien. El tema, desde luego, es fantástico.










Kubrick tuvo muchas dudas con la banda sonora de 2001. Le encargó la partitura a Alex North, que había trabajado ya con el genio en Spartacus, pero finalmente se decidió por la música clásica (Richard Strauss, Ligeti, Khachaturian, Johann Strauss II). La partitura de North vería años después la luz gracias a Jerry Goldsmith que la grabó junto con la National Philharmonic Orchestra.

Años después, según cuenta Roger Waters, Kubrick llamó a la banda para pedirle el permiso para utilizar la música de su reciente disco Atom Heart Mother para su nuevo film A Clockwork Orange. Sin embargo, y de manera absurda, el grupo no cedió su obra para esa gran película. Decisión de la que siempre se arrepintieron. Aunque ellos también tuvieron su gloria cinematográfica con el film The Wall que dirigió Alan Parker en 1982.

Aquí podéis ver un montaje del comienzo de Atom Heart Mother sobre las imágenes de La Naranja Mecánica. ¡Genial!

J.Martín

2 comentarios:

Ricard dijo...

Mmm... no lo sabía. Si es cierto, no deja de ser interesante... hay tantas y tantas bandas sonoras compuestas que nunca son utilizadas (Ridley Scott es el maestro del descarte en cuestion de BSO)... interesante tu post.

Un saludo
R.

matias dijo...

hola te queria decir que tienes un muy buen blog variado y me encantaria de que pases por el mio acosejandome cosas para mejorarlo mi blog se trata todo sobre pink floyd(musica,letras,biografia,noticias,videoas y mass´´) te agradesco por aver leido esto un saludo : thewall-maty08.blogspot.com